Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. 

Historia

70 años de la donación de sangre en España:  

Pasado y presente.

Por Martín Manceñido Fuertes (Administrador de la página “SER DONANTE ALTRUISTA: UN PRIVILEGIO”)

Antecedentes:

En España, la donación altruista de sangre la inician las Hermandades o Asociaciones de Donantes de Sangre en los años 60 partiendo de cero absoluto, Hasta ese momento las necesidades se cubrían de forma precaria e insegura a través de bancos de sangre privados pagando la sangre a los que la vendían.

La falta de sangre era la causa, cada día, de la muerte de muchas personas que "se quedaban en los quirófanos" o en los paritorios o en las urgencias por falta del líquido vital que les salvara.

Las Hermandades nacen entre 1965 y 1972 en todas las ciudades españolas promovidas por José María García de Biedma situándose al lado de los Bancos de Sangre de los Hospitales de la Seguridad Social. Su objetivo era claro y contundente: Acabar con esta lamentable situación propiciando la donación de sangre voluntaria y no remunerada. La irrupción del nuevo movimiento asociativo contó con la resistencia interesada de los bancos de sangre privados que veían peligrar su negocio como así fue. Además de esa resistencia había que "obligar" a la Administración a que legislara en este sentido, algo que sin mucho entusiasmo, lo hizo.

De todos modos, a finales de los años 70 ya se había conseguido un índice de donaciones de 18 cada mil habitantes/año, insuficiente pero esperanzador. La penetración y el conocimiento entre la sociedad fue lento y complejo al tratarse de un tema casi misterioso que venía arrastrando tabúes y sujeto a viejos atavismos sociológicos, religiosos y de todo tipo. Las Hermandades y los Donantes en ellas encuadrados trabajaban sin descanso en una línea imparable, con escasos apoyos, pero aún así se consiguió la prohibición por Ley de pagar la sangre y lo que es más importante, cobrarla a los enfermos a los que  se les transfundía.

Otro aspecto nunca bien valorado es que la estructura humana del movimiento de los Donantes de Sangre, por su extensión en el conjunto de la sociedad, fue quien primero fomentó, propició y ejerció una concienciación ciudadana hacia los "otros tipos de donación" especialmente la de los órganos para trasplantes, tejidos, médula ósea, etc.

A mediados de los años ochenta las diversas Hermandades o Asociaciones de Donantes ya dentro del nuevo panorama autonómico, empiezan a agruparse en Federaciones de ámbito autonómico. La primera fue la de Castilla y León promovida por José Antonio Lemonche, para seguir Andalucía y así hasta que se configuraron en, prácticamente, todas las Comunidades Autónomas.

En el año 1988 nace la Federación Nacional de Donantes de Sangre (Fenadose) que tuve el honor de promover y que unos años más tarde pasó a denominarse Federación Española de Donantes de Sangre (Fedsang) que presidí hasta el 31-12-2019.

En el ámbito internacional España estaba representada en la Federación Internacional por la Asociación de Donantes de Sangre de Cruz Roja presidida por el Dr. Picazo Guillén ya que tenía varias asociaciones de Donantes en el Levante en Mallorca y en Madrid. Al crearse la Federación Nacional en 1988 fue ésta quien asumió esa representación de los Donantes de Sangre de España en la Federación Internacional.

En 1992 se crea la Federación Europea de Donantes de Sangre EUROSANG, que también tuve en honor de promover en León junto con mis colegas de Francia, Italia y Portugal. Entidad que no ha mantenido especial actividad al delegarla en el Comité Europeo de la propia FIODS. (Federación Internacional de Organizaciones de Donantes de Sangre o Organización Mundial de Donantes de Sangre) como también figura en sus Estatutos, a la que España está representada por el Presidente de la Federación Española, un miembro del Consejo Ejecutivo, un Consejero Médico y en el caso de España, además, por mi mismo por haber sido primero Vicepresidente y después Presidente de la FIODS entre 1996-2002 y miembro permanente en su Consejo Ejecutivo, ahora, como Presidente de Honor de la FIODS..

Finalidad y objetivos de la estructura asociativa de los Donantes de Sangre:

Todas las estructuras asociativas, tanto las provinciales, autonómicas como nacionales pretenden representar legalmente a los Donantes de Sangre de sus respectivos ámbitos de actuación, como colectivo procedente de la Sociedad Civil organizada..

Representan igualmente a esos colectivos en los órganos sanitarios o político-administrativos tanto en su propio ámbito como en el nacional o internacional.

Por supuesto, como sujetos de derecho, los Donantes tanto a título personal como colectivamente, tenemos derechos y obligaciones, en este caso libremente asumidas.

Por último como es natural, exigir el cumplimiento de la legislación europea, y española en este caso, muy especialmente la voluntariedad y la no remuneración, en definitiva, el altruismo total; así como las recomendaciones de la OMS u otros organismos internacionales que aseguren el respeto y la garantía de los Donantes para que su donación tenga el fin terapéutico que se pretende.

Un presente razonablemente positivo:

En efecto, España está entre los pocos países que cubren las necesidades hemoterápicas de una moderna y extraordinaria sanidad como la nuestra.

El número de donaciones se mantiene en torno a un millón setecientas mil al año, lo que permite una autosuficiencia tanto en glóbulos rojos, como en plaquetas, si bien tenemos que incidir mas en las aféresis, sobre todo del plasma, para conseguir nutrir de plasma nacional a la industria fraccionadora para fabricar los medicamentos derivados de este espacial componente.

Está contrastado que ese número de donaciones-transfusiones diarias (más de cuatro mil quinientas) permiten recuperar la salud y calidad de vida a más de trescientas personas cada día y salvar la vida a otras ochenta que morirían irremediablemente sin este líquido vital.

Además somos el primer país del mundo en materia de seguridad transfusional que es de vital importancia gracias a una excelente profesionalización de nuestros hematólogos.

No hay ningún motivo de especial preocupación pero la esta actividad exige constancia, trabajo y compromiso de todos, empezando por las instituciones sanitarias que tienen la responsabilidad de garantizar esa autosuficiencia.

Los Donantes somos los que ofrecemos todo a cambio de nada, sólo queremos respeto y reconocimiento social para que nuestro mensaje se proyecte positivamente ante el conjunto de la sociedad.

León, 1 de abril de 2020.
MMF

SER DONANTE ALTRUISTA: UN PRIVILEGIO * C/ Ramiro Valbuena, 5 entreplanta dcha. 24001- LEÓN * Teléfono: 987 22 42 42 * FACEBOOK-> facebook.com/donantes/ ©2018 Todos los derechos reservados. Diseñado por MICROLEON Informática